¿Qué son los primeros auxilios?

Definición: Por primeros auxilios se entenderá el tratamiento inmediato que se da a una persona que ha sufrido un accidente o una enfermedad repentina, en tanto que se tiene la atención de un médico o el paciente es conducido a un hospital o puesto de socorro para impartirle el tratamiento definitivo.

Saber hacerlo: La necesidad imperiosa de impartir primeros auxilios en el hogar en la escuela en la vía pública, en los centros de trabajo y en los lugares de distracción, requiere la necesidad de saber lo que se debe hacer y sobre todo saber hacerlo bien.

Vida o muerte: Los primeros minutos que transcurren entre el momento en que ocurre el accidente o se presenta la enfermedad repentina y la llegada del médico o de los servicios de emergencia, son en ocasiones, decisivos entre la vida o la muerte de la persona.

Protección de la vida y la salud: Los primeros auxilios, además de proteger la salud y conservar la vida de todo lesionado, ayudan eficazmente a disminuir el dolor y evitar graves complicaciones.

No hay lugar seguro: Dado el desarrollo actual de nuestra vida moderna y cómo se ha marcado en materia de prevención de accidentes, no hay lugar completamente seguro para el ser humano; nadie está exento de sufrir un accidente o una enfermedad imprevista y por lo tanto, la enseñanza de primeros auxilios, debe ser del conocimiento obligatorio a toda persona, para que esté capacitada y pueda actuar en primera instancia frente a los riesgos a que frecuentemente está expuesta nuestra salud y nuestra vida.

Image placeholder

“Quién aprende primeros auxilios sabe mejor evitar los accidentes en el hogar en la escuela en la vía pública en los centros de distracción y muy especialmente en los lugares de trabajo”

Instrucciones Generales

Toda persona frente a un herido o enfermo repentino debe hacerse cargo de él en tanto que lleguen el médico o la ambulancia con el personal de auxilio. Esta persona debe asumir la responsabilidad del caso con toda calma y serenidad y promover desde luego la llamada del Médico o los servicios de emergencia.

Es de suma importancia aclarar que en ningún caso deberán llamar a varios servicios a la vez para evitar distraer dos o tres ambulancias para el mismo caso. Sin embargo, es necesario asegurarse de que prontamente vendrá la que haya tomado el llamado y por este motivo se encargará a una persona conocida o de seriedad evidente, para que haga la llamada. La persona que haya asumido la responsabilidad del caso debe estar pendiente de la llegada del Médico o de la ambulancia sin abandonar el caso.

En todas estas circunstancias se evitará que los curiosos estén cerca del paciente. Se examinará cuidadosamente al accidentado para descubrir el lugar preciso en que se encuentra la herida o el golpe; se fijará con precisión si hay fractura de un hueso o hemorragia. No se impartirán primeros auxilios a un lesionado hasta no tener una idea clara de lugar en que se encuentran las alteraciones que produjo el accidente. Si es necesario se quitará la ropa, cortándola o descosiéndola, pero de ninguna manera cómo se hace ordinariamente. Se aflojarán todas las prendas que ciñan alguna parte del cuerpo; el cuello, el pecho, la cintura, las piernas.

Cuando se trata de una simple herida se hará la curación según se explica en el capítulo sobre CURACIONES, si se encuentra hemorragia se suspenderá empleando el método apropiado según las indicaciones que se dan en el capítulo respectivo. Cuando se encuentra fractura o dislocación de alguno de los huesos se inmovilizará todo el miembro, procurando ponerlo en la posición que guarda normalmente; pero si esta maniobra produce dolor o molestias deberá inmovilizarse en la posición en la que se encuentre.

Los lesionados no deben ser movidos del lugar donde ocurrió el accidente, excepto cuando corre el riesgo de ser nuevamente lesionado; En el capítulo sobre TRANSPORTE se exponen las maniobras para la transportación de cada lesionado.

Cuando el enfermo presente la cara enrojecida se colocará un objeto que le sirva de almohada, y si por el contrario la presenta pálida se le colocará la cabeza lo más baja posible. Cuando haya vómitos o hemorragia por la boca o nariz se le volteara la cara hacia un lado para facilitar la salida de esas materias y evitar que penetran a las vías respiratorias obstruyéndolas y asfixiándolo.

Téngase cuidado de limpiar estos líquidos de la cavidad bucal para ayudar a que la respiración se facilite. No debe darse agua, alcohol o bebida alguna a personas desmayadas porque se corre el riesgo de ahogarla, ya que está inconsciente y no puede hacer los movimientos correctos para deglutir (tragar). Todo enfermo o herido grave debe ser cubierto para evitar el enfriamiento; envuélvase en sarapes, cobijas, etcétera, y póngasele botellas con agua caliente, ladrillos o piedras calentadas envueltas en lienzos, teniendo cuidado de no quemarlo en alguna de estas prácticas.

Image placeholder

Debe entenderse claramente que sólo el médico impondrá tratamiento definitivo y que las actividades de primeros auxilios se impartirán únicamente en su ausencia y de una manera temporal. Ante la presencia del Médico, el auxiliador se sujetará a las instrucciones de aquel y a su estricta observancia.

Sharing is caring

0 Comentarios

Deja un comentario